Vicente Rojo y María Baranda presentan libro "Bosque y Fondo"

bosqueyfond

El pasado 28 de julio la poetisa María Baranda y el pintor mexicano Vicente Rojo presentaron Bosque y fondo en el museo Rufino Tamayo. Además de los autores asistieron José Pinto Mazal, la académica Fabienne Bradu, el editor José María Espinasa, la artista visual Lorena Zozaya y Willy Kautz, curador en jefe del museo.

El libro fue coordinado por Lorena Zozaya, fundadora del Taller de Gráfica Mexicana, taller en el que se realizaron las impresiones y recortes a mano del libro, que tuvo un tiraje final de 70 ejemplares.

El libro está compuesto por un poema de Baranda dividido en 12 movimientos a petición de Rojo, los versos del mismo son pareados y poblados de silencios. En el último ella recita “hablar, hablar, hablar” y Vicente Rojo en respuesta habla. Habla a través de los colores y de las formas que parecen ser una escritura cercana al árabe o al hindi, habla con formas geométricas recortadas, que cambian ante nuestros ojos la forma de cada página.

El papel fue impreso por ambos lados, con una sola placa de zinc y la ayuda de un pantógrafo para transferir los grafismos. La combinación de técnicas tradicionales y actuales en gráfica es para Zozaya una parte muy importante en la labor de su taller para la promoción de la gráfica contemporánea; Baranda se confesó impresionada por el huecograbado, pues ve en esa técnica el diálogo con Rojo. “Esos huecos en los que Vicente se fue metiendo y abriendo ventanas, como una especie de respiración en la página”, dijo Baranda.

El libro cerrado aparece como algo misterioso, pues está encuadernado en un tono grisáceo para pasar a la sorpresiva gama de colores en su interior; y termina con una serie de collages que Vicente decidió realizar como una forma de mostrar su respeto al papel y no tirar ningún trozo obtenido de los cortes.

Como José Pinto menciona, “más que un libro es una obra de arte, un arte-objeto, un juguete, un pasatiempo, una terapia ocupacional, una pieza de colección única para el disfrute permanente”.

Diseñado desde la poesía de Baranda y misterioso a la lengua desde la escritura de Vicente, “Bosque y fondo” demuestra la profunda sensibilidad de dos artistas mexicanos que se encuentran en la forma y la palabra, y como se mencionó en la presentación, se sonríen.

El libro está disponible para verlo y hojearlo en la tienda del museo Tamayo, así como diez ejemplares para su venta. Aquí un fragmento del poema que leyó Baranda durante la presentación:

Todo tiene la forma del vacío

todo se extiende en la mano

sola y simple

cuando guarda ese gesto imparcial y repetido

cactus desparramados en la sierra

ebrios en la superficie que eriza

mudos bajo los frescos soles verdes

zonas abiertas, muescas, tachaduras

estos rotos, apenas conscientes

como una muchedumbre que desciende

frágil en el vértigo de esa arquitectura

Todo es fuente y fuerza y voz

en la derrota al margen y al declive

ese principio imaginado entonces

porque todo en su borde y fundamento

todo tiene la forma del vacío.

The following two tabs change content below.

Paola Fernández

Artículos recientes por Paola Fernández (see all)