Venezuela: el significado real de las protestas estudiantiles

venezuela-protests.jpg 1

Al acercarse el aniversario de la muerte de Hugo Chávez (5 de marzo), hay agitación en Venezuela. Estudiantes protestan a lo largo de todo el país contra el gobierno en marchas caracterizadas por desorden y violencia, las cuales ya han llevado a la muerte de tres personas. Inicialmente organizadas para protestar contra la escasez económica y la inseguridad, estas protestas han llamado a “la salida” – la renuncia del presidente Nicolás Maduro. Los estudiantes han sido apoyados por sectores de la alianza opositora, Mesa de la Unidad Democrática (MUD), liderada por Leopoldo López y María Corina Machado.

Para muchos analistas – y para el gobierno mismo – estos eventos marcan el regreso a eventos anteriores, cuando la oposición presionó para la salida de Chávez a través de un fallido golpe de estado en el 2002, un paro del sector privado en 2002-2003 y un referendo revocatorio contra Chávez en 2004. María Corina Machado, firmante del “Decreto Carmona” que temporalmente disolvió el gobierno de Chávez, fue una protagonista clave del referendo revocatorio. Su organización de la “sociedad civil”, Súmate, recibió fondos del National Endowment for Democracy de Washington, donde fue agasajada por el presidente George Bush en Mayo del 2005.

Lecciones por todos lados

 

Los chavistas aprendieron un largo número de lecciones de los eventos del 2002-2004: la importancia de consolidar el apoyo a ras de tierra (por ello, el lanzamiento de la iniciativa de política social, las Misiones); la necesidad de construir solidaridad regional (de ahí la aceleración de iniciativas regionales de integración como el ALBA); la capacidad del sector privado de paralizar la actividad económica (por ello la profundización del rol del estado en la economía); y la urgencia de contrarrestar las falsas noticias en el país (de ahí el financiamiento a medios comunales y públicos y nuevos códigos regulatorios para las transmisiones). Fue este periodo el que catalizó la transformación de un proyecto de la Tercera Vía de centro hacia el Socialismo para el Siglo XXI.

La oposición igualmente absorbió algunas lecciones después de que los sindicatos antichavistas, las asociaciones de empresarios y la Iglesia Católica local fallaron en incitar a la opinión pública hacia un cambio de régimen en 2002. Adoptaron una vía electoral al notar que el balance de poder cambió hacia las facciones moderadas y los radicales asociados con tácticas anticonstitucionales fueron empujados a los márgenes. Esto arrojó dividendos en las elecciones, tanto nacionales como regionales, posteriores al 2008, ya que el MUD se enfocó en las preocupaciones económicas de los votantes y atrajo a los chavistas con un lenguaje de reconciliación y la promesa de mejorar, en vez de eliminar, los beneficios otorgados por las Misiones. Al mismo tiempo, el protagonismo de los medios del sector privado fue gradualmente disminuido por la introducción de regulaciones para la transmisión al estilo europeo.

Grupos de presión estadounidenses antagonistas hacia el avance del socialismo de Chávez (y simpatizantes con los radicales marginales) dejaron de ver a estos elementos de la “sociedad civil” como una oposición efectiva y se deshicieron de ellos a la vez que decidieron crear una nueva herramienta para la eliminación del régimen. Los estudiantes de universidades del sector privado se convirtieron en la nueva vanguardia de la “promoción de la democracia”.

Surgimiento de la oposición estudiantil

 

En el 2008, el Instituto Cato (EUA) otorgó el premio Milton Friedman (500,000 dólares) al líder estudiantil Yon Goicoechea por su papel en las protestas contra la suspensión de la licencia de la cadena privada RCTV. Al mismo tiempo, una considerable cantidad de los 45 millones de dólares que instituciones norteamericanas otorgan cada año a la oposición venezolana fueron destinados a programas juveniles.

Con el apoyo financiero y el entrenamiento mediático, los estudiantes venezolanos y la organización de oposición Juventud Activa Venezuela Unida (JAVU) empezaron a movilizarse, concentrando sus protestas en la supuesta censura del estado hacia el sector privado de los medios [1] y en la legislación gubernamental destinada a democratizar la administración de las universidades. Esto último fue interpretado como una amenaza hacia la autonomía universitaria y algunas instituciones públicas, como la Universidad Central de Venezuela, fueron conducidas hacia el área opositora.[2]

En el 2011 activistas de la JAVU organizaron una huelga de hambre en apoyo a “presos políticos” [3] y demandaron que la OEA interviniera  en el asunto. Las protestas del 2012 se centraron en la falta de recursos para la educación superior y en el 2013 se organizaron manifestaciones afuera de la embajada cubana, primero para demandar el regreso de Chávez del tratamiento de quimioterapia en la Habana y después para cuestionar los resultados de abril en las elecciones presidenciales. [4]

Dada esta larga historia de manifestaciones, ¿por qué han ganado tanta importancia las actuales protestas?

Un giro problemático

 

Las protestas de estos días son importantes por dos cosas. Primero, han marcado la unión del movimiento estudiantil con los elementos radicales del MUD. López y Machado han entablado negociaciones con la dirigencia de los estudiantes, [5] en particular en relación a las protestas del 12 de febrero en el día venezolano de la juventud, el cuál conmemora el papel de los jóvenes en la batalla de la Victoria en 1814.

Frustrados por las lentas ganancias de la ruta electoral, López y Machado están cuestionando la posición de Capriles como líder del MUD, a pesar de que él los derrotó a ambos en las elecciones primarias del MUD en el 2012. Como en tiempos recientes Capriles se ha inclinado hacia el diálogo con el presidente Maduro con respecto al tema de la seguridad pública, los no comprometidos López y Machado han buscado abrir la brecha entre Capriles y las bases del sentimiento antigubernamental.

A su vez, el movimiento estudiantil ha tomado la exigencia propuesta por López y Machado, amenazando con permanecer en las calles hasta que Maduro renuncie. Todo esto sucede en un fondo de creciente tensión, con la policía organizando redadas en las bodegas del sector privado, donde comida y bienes son supuestamente retenidos para crear escasez artificial, y con la intercepción de una conversación grabada entre el antiguo embajador venezolano y un vice almirante  donde se discutían planes para actos violentos y “algo similar al 11 de abril”.[6]

La segunda diferencia tiene que ver con el papel de las redes sociales. Aunque las movilizaciones y la violencia desencadenada por estas han sido constantes a lo largo de estos años, incluyendo la muerte de dos estudiantes en 2010, aquellas no recibieron el mismo nivel de atención que las protestas de este mes. Una señal que apunta a una campaña orquestada ha sido la frenética actividad de la juventud opositora en Twitter, la cual parece estar substituyendo al alguna vez vociferante, pero ahora más tranquilo, sector privado de los medios masivos [7] que tradicionalmente pudieron ser los encargados de agitar la atención internacional.

A pesar de la idea que las redes sociales “democratizan” la información, está claro que en Venezuela han tenido el efecto opuesto, pues han exacerbado la tendencia hacia la desinformación y la tergiversación, con grupos mediáticos y blogueros en otros continentes reproduciendo, sin verificar, las declaraciones de la oposición y las imágenes de lesiones de estudiantes supuestamente causadas por la brutalidad policial y por los ataques de partidarios del gobierno. En su reporte, el periódico The Guardian [8] citó tuits de activistas opositores que aseguraban que bandas partidarias del gobierno habían sido arrojadas contra los manifestantes. No se ofrecieron pruebas para mantener esta extremadamente seria acusación. También se reportó el arresto de 30 estudiantes el 12 de febrero como un asalto a los derechos humanos; dicho arresto fue posterior a los graves desórdenes de ese día, los cuales incluyeron la construcción de barricadas, la quema de llantas y ataques con bombas Molotov. Para poner en contexto, 153 estudiantes fueron arrestados en Inglaterra durante las protestas del 2010 contra las cuotas académicas.

Las imágenes que se diseminaron, por ejemplo, a un activista de un movimiento ecologista en Irán y después circularon a sus miles de seguidores con la leyenda “pray for Venezuela’s students”, y a otros movimientos democráticos alrededor del mundo en realidad muestran a fuerzas policiales de Egipto y no de Venezuela golpeando a manifestantes. Esta misma imagen fue presentada por el periódico español ABC.[9] Fotografías y videos de policías de Chile, Argentina y Bulgaria reprimiendo a manifestantes y realizando arrestos (en sus propios países) han circulado y han sido publicados como si fueran ataques en Venezuela,[10] y una muy difundida imagen muestra a la Policía Metropolitana de Caracas acorralando a estudiantes durante una protesta. La Policía Metropolitana de Caracas fue desintegrada en el 2011. Además, Twitter ha sido utilizado para arengar a analistas, incluyendo a la autora de este texto, quien revisó las cuentas de sus violentos críticos y encontró que la mayoría sólo había tuiteado por un día y a lo largo de ese tiempo habían acumulado alrededor de 40,000 seguuidores.[11]


Lecciones no aprendidas

 

Capriles ha dirigido la oposición hacia el camino electoral al reconocer que los votantes comunes son asustados por los manifestantes violentos y el desorden. Es bastante conocido que esta estrategia tomará tiempo en obtener resultados, pero por otro lado le podrá permitir al MUD construir una base electoral y una credibilidad como una alternativa política. Todo éste duro trabajo será deshecho por el regreso de la oposición a actividades anticonstitucionales. Los estudiantes y los radicales del MUD no han ofrecido un plan de gobierno; “la salida” sólo ha servido como un consigna fácil, no una estrategia, de acuerdo con un bloguero de la oposición.

Al igual que en el 2002, los radicales han olvidado que la gente a quien deben convencer es a los votantes venezolanos, no a la opinión internacional. No existen los atajos para remplazar a un movimiento y a un gobierno que es genuinamente popular. Tratar de inducir el derrocamiento de un régimen es innecesario cuando existe la opción de llamar a un referendo revocatorio, y es irresponsable cuando los resultados de un cambio violento sólo podrán ser un ciclo de violenta venganza. Finalmente, los periodistas aún deben aprender que el reportar con autoridad requiere noticas basadas en hechos, no mensajes reciclados sin verificación de Twitter, una herramienta que puede ser usada para promover tanto engaños como democracia.

*Articulo originalmente publicado en Latin American Bureau. Reproducido con permiso de la autora. Traducción de Fernando Galicia.

————————————————————————————————————-

[1] http://www.csmonitor.com/World/terrorism-security/2010/0126/Venezuelan-students-protest-Chavez-s-TV-censorshiphttp://www.huffingtonpost.com/2010/02/05/venezuelan-police-break-u_n_450824.html; http://venezuelanalysis.com/news/5104

[2] http://www.bbc.co.uk/news/world-latin-america-12071995

[3] http://venezuelanalysis.com/news/6021

[4] http://www.huffingtonpost.com/2013/04/15/venezuela-protests-studen_n_3087449.html

[5] http://www.ventevenezuela.org/maria-corina-leopoldo-lopez-estudiantes-sindicalistas-sociedad-civil-lasalida/

[6] http://multimedia.telesurtv.net/web/telesur/#!en/video/descubren-planes-violentos-de-la-oposicion-venezolana

[7] http://globovision.com/articulo/comunicado-de-globovision-a-la-opinion-publica-8

[8] http://www.theguardian.com/world/2014/feb/14/venezuela-violent-clashes-chavistas-opposition?CMP=twt_gu

[9]http://multimedia.telesurtv.net/web/telesur/#!en/video/prueba-delcy-rodriguez-que-medios-manipulan-realidad-venezolana

[10] http://drdawgsblawg.ca/2014/02/constructing-venezuela-protests-a-photo-gallery.shtml#disqus_thread and http://www.tumblr.com/search/venezuela

[11] http://www.keywebdata.com/?p=525; http://www.nbcnews.com/technology/1-10-twitter-accounts-fake-say-researchers-2D11655362

The following two tabs change content below.

Dr Julia Buxton

Artículos recientes por Dr Julia Buxton (see all)