Palabras de amor en alemán: ¿quién eres fuera de tu país?

“Dicen que si echas a perder tu vida en una ciudad, la echas a perder en todas”, le dice Ana a Abel. Ella lleva años fuera de México y se niega a hablar de las razones que tuvo para migrar a Alemania. Él es más bien joven y ha viajado con la intención de estudiar un posgrado. También habitan esa casa Lucía, que llegó siguiendo a un alemán del que se enamoró y que ahora tarda en corresponderle, y Guadalupe, que desde ese país de lengua extraña envía dinero a su familia en Oaxaca. Palabras de amor en alemán, escrita y dirigida por Gilberto Guerrero, trata de ellos, de sus pasados que son motivos y de sus presentes que son sólo posibilidades.

El texto de Guerrero es una autopsia poética a la saudade; se introduce en sus entrañas y nos muestra con microscopio sus razones, sus orígenes y su forma de latir; una saudade que está compuesta no sólo de lo que se extraña, sino también de lo que se odia y de lo que se desconoce de un país dejado atrás.

Es también una crítica feroz a un México que asfixia y que obliga a salir. Si bien esta crítica, al principio, resulta redundante y lugarcomunera en la voz de los personajes, va tomando consistencia conforme se transforma de discurso en motivo, delinea sus caracteres y destapa lo que a mi parecer es el gran tema de la obra, la identidad.

Guerrero juega con las posibilidades del presente. Nos cuenta primero una versión de la historia, de la interacción entre los cuatro personajes en escena, y luego se toma la libertad de contarnos otra. Y lo mismo hará, intuimos, con su futuro. Este juego de dados argumental no sólo mantiene alerta al espectador, sino que abona a la ambigüedad identitaria del migrante que quiere transmitirnos. ¿Quiénes son estas personas? ¿Lo sabrán ellas mismas? ¿Son las que salieron de México o ya no se reconocen? Ana, Abel, Lucía y Guadalupe no pertenecen ya a México, pero tampoco a Alemania; viven en un limbo que oscila entre la negación del ser y una difusa esperanza.

Palabras de amor en alemán es una puesta bella, sutil en sus mejores momentos, una arrastrada emocional para quienes hemos vivido en el extranjero y una pregunta de identidad para todos, porque a quien sale de su país no se le despoja de una patria, sino de todas sus certezas.

La obra se presenta hasta el 26 de octubre en el Teatro Benito Juárez: viernes a las 20hrs., sábados a las 19hrs., y domingos a las 18hrs. El boleto tiene un costo de $127, con %50 de descuento a estudiantes, maestros, militares, trabajadores gubernamentales e INAPAM.

¿Y tú qué opinas?
The following two tabs change content below.
Avatar

Adrián Chávez

Escritor y traductor, autor de 'Señales de vida' (Fá Editorial). Ha sido becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) en el área de novela y es editor de La Hoja de Arena. Alterna la literatura y la traducción con la docencia. Twitter: @nochaveznada