Novelas de 140 caracteres

Cosas más feas y farragosas, de menos corazón y peor cabeza,

se venden como novelas y usted va y las compra.

-Alberto Chimal (83 novelas)

 

Hace algunas semanas redacté una entrada sobre el feliz idilio que tengo con los textos breves y las bondades de éstos. No tuvo mucho éxito. Inclusive perdí seguidores en Twitter, lo que sugiere una curiosa ironía. Pero no me agüito.

Apenas antier, un buen amigo, conocedor de mis obsesiones, me hizo llegar un artículo sobre un volumen titulado 83 novelas, de Alberto Chimal. El libro apenas alcanza las 108 páginas, contando el prólogo y demás fanfarrias editoriales, y, en efecto, contiene 83 novelas íntegras. (Coincidió con que leí la entrevista en la cual Paulo Coelho, haciendo gala de una estupidez que seguro le granjeó muchos nuevos admiradores, aseguró que si se le quita la paja al Ulysses de Joyce, da para un tuit. O sea que el tema está fresco.)

Como él mismo explica en su artículo, Chimal ha experimentado con la literatura en las diversas plataformas tecnológicas que han surgido desde los 80. Yo no me acuerdo porque en ese entonces apenas era un difuso impulso hormonal, pero le creo. Y parte de esa experiencia lo ha conducido a la compilación de estas novelas, todas ellas escritas en menos de 140 caracteres, sobra decir a través de qué medio.

Más de un adalid defensor de los ladrillos de papel se escandalizará con la osadía de llamarlas “novelas” y, siendo sinceros, ésa razón basta para recomendar el librito. Por eso no ahondaré más en la discusión. Los textos (que además son casi todos grandes piezas de la ficción hiperbreve) vienen antecedidos de un genial prólogo que con bastante lucidez y en dos patadas les cerrará la boca a incrédulos y desertores; y que, dicho sea de paso, hace una defensa involuntaria de lo que yo mismo, (con menos lucidez), balbuceaba en este espacio hace ya varios días.

Ya sé que hablo y hablo y no he dicho nada. Es a propósito. Les dejo la liga del artículo (“Sobre 83 novelas“, Alberto Chimal); y, por supuesto, la del volumen, que para la algarabía dionisiaca de la banda, puede descargarse gratis:83 novelas, Alberto Chimal

De veritas, léanlo, se lo echan rápido. Y ya acá en el plano místico y de la reflexión profunda y ligadora, los invito a no menospreciar la narrativa breve, que más tarda uno en hacerle el fuchi que una vida entera en dibujarse en unas líneas.

@Ad_Chz

¿Y tú qué opinas?
The following two tabs change content below.
Avatar

Adrián Chávez

Escritor y traductor, autor de 'Señales de vida' (Fá Editorial). Ha sido becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) en el área de novela y es editor de La Hoja de Arena. Alterna la literatura y la traducción con la docencia. Twitter: @nochaveznada