Muerte crónica y alivio súbito

En la espléndida Antología de la crónica latinoamericana que editó Alfaguara en 2012, se incluye un dedicado y delicado perfil que la dramaturga, narradora y periodista Sabina Berman hace alrededor de la polémica figura de Gloria Trevi.  A los pocos días de haberlo leído, un nuevo gran amigo me pidió que le recomendara una obra de teatro que hablara de la obsesión. Respondí, sin titubear, Muerte súbita.

Tras la recomendación, le platiqué a mi amigo sobre aquella crónica. Cambió todo: resultó que él era un profundo admirador y conocedor de la música de la regiomontana. Entonces, desempolvé un capítulo que se hallaba en el cajón de la infancia: mi fascinación por Gloria Trevi. Para un niño obligado por el otorrinolaringólogo a permanecer en casa para evitar ser tocado por gota de lluvia o rayo de sol alguno, esas rolas alocadas y esa personalidad extravagante eran un antibiótico infalible.

Un par de años después del redescubrimiento de mi fascinación por La Trevi –que incluyó que mi amigo me compartiera la discografía completa y me llevara a un concierto en el Auditorio Nacional- era obvio que el 1 de enero de 2015 me apersonara en una sala de cine para ver, sin que nadie me la contara, el estreno mundial de Gloria: la película, cuyo guión fue realizado por La Berman, partiendo de los elementos esenciales detallados en esa crónica publicada en 2009 por la revista Gatopardo.

Entré a la sala con más morbo que gusto, listo para el churro, a pesar de saber que si en el reparto está mi querida Sofía Espinosa, algo digno debía suceder durante la proyección. Y así fue: bastó la segunda o tercera escena, esa en la que Sergio Andrade regaña a las chavitas de su nuevo grupo musical para luego tocar suavemente un instrumento musical ante la mirada seducida de todas ellas, para saber que Christian Keller, el director, no estaba jugando. Tampoco La Berman.

Gloria es un filme bien realizado, con una historia bien contada, enfocada en lo que todos saben o querían saber: la relación profesional – sentimental – psicológica de Trevi y Andrade. Ese enfoque permite momentos brillantes que devienen en un final apresurado, anticlimático. Todo lo demás está en su lugar. Casi todo: hay obvios anacronismos, como ubicar el programa Ventaneando en la década de los 80, cuando fue estrenado en 1996. Y el fallido casting de personajes clave, como Raúl Velasco o Emilio Azcárraga.

Keller entrega un trabajo sorprendente en su capacidad de inquietar y conmover  con un asunto tan cercano a la opinión pública de los años recientes; todo el entendimiento que el cineasta extranjero tiene sobre el universo construido en los primeros años de La Trevi está vertido en esos bizarros y efectivos videoclips que recuerdan los discos, las películas, calendarios, cómics, videojuegos: los días de gloria.

Empero, el fuerte del guión son las noches de tempestad. Allí se impone la sólida dramaturga: Sabina, esa figura a la que mi amigo y yo nos dedicamos a admirar y conocer a fondo, como a Gloria. Bajo la dirección de Cristian, mi amigo y socio, Muerte súbita fue mi primera aventura como productor teatral y el principio de una compañía que allí anda picando, llamada Chiles Secos Teatro. Por eso, saber que Gloria y Sabina quieren verse en el juzgado pero no en pintura, cala. Sí: el morbo era doble.

Gloria va más allá de Gloria y ofrece un fresco sobre los ires y venires de la fama en el México de los 90. Es, además, la oportunidad de disfrutar lo que son capaces de construir, a partir del estereotipo, dos excelentes actores como Marco Pérez y, sobre todo, Sofía Espinosa. Véanla. A lo mejor recuerdan alguna canción de La Trevi. A lo mejor salen del cine cantándola. A lo mejor los alivia de algo. Como a mi en la infancia. Iconofinaltexto-copy (2)

@ensazu

¿Y tú qué opinas?
The following two tabs change content below.
Avatar

Enrique Saavedra

Reportero cultural que actúa, dirige, produce y difunde y está pensando seriamente en cambiar de giro y ser chef. El tinto y el amargo son lo suyo.
Avatar

Artículos recientes por Enrique Saavedra (see all)