Hanna Hartman: La delgada línea entre música y arte sonoro

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Hanna Hartman es una artista sueca que, a partir de instrumentos no convencionales, genera sonidos una gama de sonidos novedosos y rico en timbres. Esta compositora ha desarrollado un lenguaje propio para relacionarse con la música electroacústica y la corriente noise, donde inscribe su obra.

“Mi sonido está completamente controlado, a pesar de que mis instrumentos pueden tocarse de forma poco convencional”, comentó Hartman, quien accedió a entrevistarse en exclusiva con La Hoja de Arena. “Regularmente uso micrófonos para hacer sonar mis instrumentos y luego amplificarlos; no utilizo computadora”

Sobre uno de sus instrumentos, realizado con recipientes de cristal llenos de agua y tubos de distintos  diámetros, la artista sueca menciona: “Las burbujas [de agua] crean  resonancia y sonido dentro del instrumento, pero como están amplificadas, se vuelve algo más abstracto, más grande. Lo mismo pasa con las varillas, que poseen propiedades armónicas de acuerdo con su tipo de metal”.

Actualmente, la innovación en los instrumentos abre nuevas posibilidades en materia de composición, improvisación y arte sonoro. Es común que aparezcan nuevos formatos de ensamble, donde se escuchan aparatos modificados por micrófonos o con sonido amplificado.

Desde el siglo XX, compositores como Luc Ferrari, Jean Claude Riset, Ulrich Krieger, Manuel Rocha Iturbide y Roberto Morales Manzanares, entre otros, utilizan elementos instrumentales originales en sus composiciones. Hartman no es la excepción, ya que su trabajo en la producción de piezas para ensamble se encuentra influido por desarrolladores como Luigi Russolo y Maurice Martenot, por mencionar un par.

“He escrito piezas para ensambles. En 2102, por ejemplo,  presenté en Morelia una pieza llamada Central Heating para fagot y objetos amplificados, donde la fagotista, Dafne Vicente-Sandoval, tocó su instrumento y con el pie controla otro, creado por mí”, recordó Hartman y añadió “Busco que el timbre de los instrumentos tocados a lado de mis objetos sonoros se conviertan en uno solo, en un nuevo sonido jamás escuchado; esto viene de mi interés por las técnicas expandidas o los sonidos extendidos de los instrumentos”.

Desde sus orígenes, la música y el arte sonoro han estado ligados, sobre todo en el tema de la invención de instrumentos y las formas de encontrar la armonía de estos en relación con el oído y el tacto del músico que interpreta o produce sonidos. A propósito, Hartman concluyó: “Yo creo que lo que hago es música. La línea entre estas dos áreas es muy delgada, pero lo que realmente me interesa es el sonido y las propiedades de éste”.

The following two tabs change content below.
Avatar

Alfredo Gallardo

¿Y tú qué opinas?