“Esto no es Dinamarca” y ojalá no fuera ningún lado

13901313_871672399606190_8221308138825940684_n

La oración retumba en el teatro cual fantasma, como si quisiera asegurarse de que ningún espectador se fuera a casa sin sentirla. Se repite sin piedad, pero con mucho ritmo, recordándole al mundo la poca importancia que tienen las aspiraciones en una época en la que la vida misma ha perdido su valor. “Esto no es Dinamarca”, dice el coro, y es como si frente al público se aparecieran todas las imágenes que sí representan el lugar en el que habita. “Esto no es Dinamarca” y nos preparamos para hablar de la miseria y de la sangre arrebatada por las armas.

Esto no es Dinamarca, escrita por Edgar Chías, ha sido montada por la compañía Ocho metros cúbicos. Bajo la dirección de David Jiménez Sánchez, esta obra representa el final de la residencia que la compañía realizó en el Museo Universitario del Chopo. Esto no es Dinamarca se presentará el 4 y 5 de agosto a las 20hrs, el 6 de agosto a las 19hrs y el 7 de agosto a las 18hrs, en el foro de dicho museo.

La obra utiliza como pretexto el argumento de Hamlet para desembocar en una serie de conflictos con los que distintos personajes shakespeareanos tienen que lidiar, ahora que transitan por una realidad que parece contemporánea pero que no podemos ubicar. Las referencias a las distintas dimensiones aludidas son más bien pocas; la obra toma sólo algunos rasgos esenciales para dar forma a los personajes y después dejar que sigan sus propias rutas en el nuevo contexto. Éste último es un espacio de caos, donde lo mismo Yocasta que Raskólnikov han sido integrados sin necesidad de mayor explicación.

El eje que los une es el de la crisis. Cada personaje ha llegado a esta nueva obra después de atravesar por un evento que le ha cambiado para siempre. La ruta dramática los ha llevado a mirar el mundo con nuevos ojos, con unos que no podrán volver a abandonar. A partir de ese cambio los personajes no pueden evitar cuestionárselo todo; es su momento de modificar las estructuras sobre las cuales descansaban sus historias. Es así que temas como la monogamia, la familia, el patriarcado y las limitaciones sexuales son enjuiciados lentamente. Las conclusiones que cada uno obtendrá después del juicio dependerán de qué tanto se inclinen los personajes al conservadurismo o a la necesidad de cambio.

Este eje también representa un parteaguas en el ámbito de la moral; todos vienen de territorios en los que el bien y el mal estaban más o menos delimitados y llegan a un espacio en el que ya no existen guías. La falta de camino parece llevar a los personajes por rutas de acción y pensamiento que resultan, cuando menos, cuestionables. El nuevo contexto en el que conviven está siendo construido sobre los huesos y la sangre.

Se trata de la búsqueda de un espacio conjunto. Uno en el que confluyan todos los conflictos que los personajes no han podido superar. Entre una y otra discusión seria, el tono se diluye para dar paso a escenas musicales que juegan con lo absurdo y que llevan al espectador a preguntarse si lo que ha visto hasta ese punto va en serio o si se trata sólo de una demostración de lo carentes de sentido que a veces resultan nuestras vidas. La sucesión de eventos se asemeja a nuestra realidad, donde la ridiculez con la que actúan las piezas principales del tablero nos hace creer a veces que todos estos años no han sido más que un mal sueño.

Si esto no es Dinamarca, entonces ¿qué es? Tampoco es México, aunque se le parezca. “Esto”, el espacio-nación que propone la obra, es quizás cada rincón de nuestro planeta ocupado por las sociedades occidentales. Se trata de un territorio que está en crisis no sólo por los conflictos armados o por los posibles (o ya ejecutados) asesinatos. Los temblores ocurren en las bases, el conflicto de fondo es ideológico y, como dijera Milan Kundera sobre el amor y los imperios, “cuando desaparece la idea sobre la cual han sido construidos, perecen ellos también”. Iconofinaltexto copy

The following two tabs change content below.

David Ledesma Feregrino

Escritor en formación. Editor en Homozapping. Formó parte de la XIV promoción de la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores. Escribe ajeno. La más señora de todas las putas.