Elysium: una mirada a la realidad a través de la ficción

elysiumm

Hollywood se ha encargado de explotar las magníficas locaciones en México, y los filmes de Sci-Fi no se han quedado atrás; ya sea simulando dunas de galaxias lejanas en el desierto de Samalayuca,  Chihuahua (Dune, 1984), o las selvas en Palenque y Puerto Vallarta, ideales para que Arnold Schwarzenegger sea cazado por un alienígena (Depredador, 1987), o los metros Insurgentes y Chabacano, con su arquitectura  neo-brutalista, perfectos para que, de nuevo Schwarzenegger, tenga sus vacaciones soñadas en Marte (Total Recall, 1990). Por supuesto, no puede faltar Charlie Sheen, buscando una señal proveniente de  Tepoztlán o Taxco o quizá Tula (The Arrival, 1996). ¿Qué tal unos días filmando en Bordo Poniente, Ixtapaluca, el segundo basurero más grande del mundo?, o conocido para Matt Damon como “las 2 semanas más duras de filmación que he tenido en mi carrera”, según le comentó a varios medios.

Tal vez no exageraba, si algo hemos aprendido de Neil Blomkamp con su filme anterior, District 9, es su fascinación por retratar, de la manera más realista posible, el lado oscuro de una sociedad del futuro: con problemas sociales, políticos y económicos extremadamente similares a los que padecemos  hoy en día.

En Elysium, la película Neill Blomkamp, Matt Damon, será Max Da Costa, un ex convicto y habitante más de este planeta tercermundista situado en el Los Ángeles del año 2154. Todos los pudientes emigrarán a una estación espacial llamada Elysium, debido a que ahora la Tierra es justo como Bordo Poniente: un basurero sin posibilidad alguna. Ni siquiera para tratar la más sencilla de las enfermedades .

Las escenas en Elysium, llenas de bellos jardines, albercas y hamacas, fueron filmadas en Vancouver, algo muy contrastante con los basureros de Ixtapaluca que representan a Los Ángeles.

No hay sufrimiento ni enfermedades en Elysium, y los que no lo puedan costear, deberán permanecer atrapados aquí, padeciendo todas las penas que allá son inexistentes.

El resto del elenco lo completan Jodie Foster, Sharlto Copley, Diego Luna y los brasileños Alice Braga y Wagner Moura, quiénes quedaron no menos impactados que Matt Damon al vivir el cambio de filmar en Vancouver y después en los basureros de Ixtapaluca. Pero la desigualdad fue intencional, ya que Blompkamp, fiel a su estilo, tuvo siempre el objetivo no sólo de que la pobreza se viera real, sino de que fuera real y así se sintiera.

Desgraciadamente, así como lo fue Sudáfrica en District 9, México es un claro ejemplo de ese contraste social que menciona Blomkamp. Las imágenes de Los Ángeles que imagina en un futuro, ya son muy parecidas al México actual. Bastará darse una vuelta al cine para confirmarlo.

Blomkamp mismo vivió esta desigualdad al mudarse de Sudáfrica a Vancouver; cosa similar, aunque nada como la desigualdad social, fueron los 30 millones de dólares para filmar District 9 en comparación a 115 millones otorgados para producir Elysium.

No sólo el elenco pasó por momentos difíciles al filmar en los basureros de Ixtapaluca, también el crew y los extras se las vieron negras. Matt Damon no exageró en sus declaraciones al mencionarle a diversos medios que “tuvimos que estar respirando mierda (literalmente) durante el periodo de filmación”. Los extras (que fueron seleccionados por ciertas características físicas como tatuajes y un look en verdad imponente) fueron citados en un punto del D.F. a horas tan retadoras como las 3 am, para de ahí ser trasladados a Ixtapaluca.

“Al llegar a Bordo, se podía observar filas de gente, en su mayoría habitantes de este lugar, esperando a ser seleccionados para ser extras. Y no eran pocos, de hecho, más de la mitad quedaban fuera de la selección y se veían obligados a volver al día siguiente para ver si recibían alguna oportunidad”.

 “Rutinas sencillas como comer y cambiarse se volvieron tormentosas por la gran cantidad de extras, el polvo, y en especial el olor en el ambiente.”

“La comida no era muy buena, pero de cualquier forma, el hedor era tan fuerte, que se podía perder el apetito fácilmente.” Nos relató Luis del Conde, uno de los extras.

Pero para Damon y el resto del crew, quienes tuvieron que aguantar casi lo mismo que los extras pero por un periodo más extenso de tiempo, “todo esto valió la pena” ya que como dijo Blomkamp a varios medios: “pude haber hecho muchas cosas con green screen, pero yo nunca había visto un set así en una película de ciencia ficción en una locación como esa.”

Al ver el resultado, el crew quedó totalmente satisfecho del trabajo y entendió la visión de Blomkamp al arriesgarse en filmar en Bordo Poniente.

 Ahora, la última palabra la tendrán los espectadores cuando Elysium sea estrenada este fin de semana en México.

 @fearlessyago

The following two tabs change content below.
Avatar

Yago Mesa

Avatar

Artículos recientes por Yago Mesa (see all)

¿Y tú qué opinas?