El lado oscuro de H. P. Lovecraft

whp-002

Son pocos los escritores que han logrado hacerse de un lugar en la cultura popular de la forma en que Lovecraft, autor estadounidense nacido en Providence, lo ha hecho. Y como es frecuente en los autores absorbidos por la cultura de masas, se le suele prestar atención sólo a una faceta del mismo. Si le pidiéramos que nos hablara de él a alguien no particularmente familiarizado con su vida y obra, con toda probabilidad mencionará personajes, lugares y situaciones relacionadas con el grupo de cuentos pertenecientes a los mitos de Cthulhu, es decir, cuentos como The Call of Cthulhu, The Dunwich Horror, The Whisperer in Darkness y At The Mountains of Madness, por mencionar algunos. Videojuegos, películas, juegos de cartas, juguetes y hasta una canción de Metallica hacen de esta faceta de la obra de Lovecraft un fenómeno cultural conocido al menos de oídas por muchísimas personas en el mundo occidental.

En Some Notes on a Nonetity, texto en el que explica el origen y la naturaleza de su fijación por la literatura fantástica dice lo siguiente:

Los intereses que me llevaron a la literatura fantástica aparecieron muy temprano, pues hasta donde puedo recordar claramente me encantaban las ideas e historias extrañas, y los escenarios y objetos antiguos. Nada ha parecido fascinarme tanto como el pensamiento de alguna curiosa interrupción de las prosaicas leyes de la Naturaleza, o alguna intrusión monstruosa en nuestro mundo familiar por parte de cosas desconocidas de los ilimitados abismos exteriores.

Nada se encuentra en estas líneas que contradiga la imagen que en líneas generales se desprende de los cuentos que mencioné anteriormente. Pareciera que la obra de Lovecraft va solamente de aquello que éste llamaba horror cósmico. Es por tanto interesante prestar atención a alguno de sus trabajos menos leídos para encontrar otros motivos de  los que podría esperarse, uno de estos relatos es Facts Concerning the Late Arthur Jermyn and His Family.

Este relato narra algunos acontecimientos importantes en la vida de seis generaciones de los Jermyn. El explorador sir Wayde Jermyn (de la primera generación) tiene un hijo con una mujer cuyo pasado y características están rodeadas de misterio. No se sabe mucho de ella además de que la conoció en alguna de sus numerosas expediciones a África y que se decía que era hija de un comerciante portugués. A partir de esta segunda generación diversas anomalías físicas y mentales aparecen en los Jermyn. Robert Jermyn (de la tercera generación) es un antropólogo que toma gran interés por los objetos coleccionados por Wayde durante sus expediciones y los relatos que hacía de ellas, entre los que había uno sobre una antigua ciudad gobernada por simios blancos. Robert, tras escuchar los resultados de las investigaciones de un colega suyo al respecto de estos temas, asesina a sus descendientes, uno de los cuales muere al defender a su hijo, quien posteriormente será padre de Arthur.

Años después del trágico final de su padre a manos de su abuelo, Arthur continúa con las investigaciones de Wayde y Robert, lo que lo lleva a descubrir un inequívoco ejemplar momificado de la raza de simios blancos que guardaba un asombroso parecido consigo mismo y en general con los peculiares rasgos físicos de los Jermyn de la segunda generación en adelante. El cuento concluye cuando Arthur, después de descubrir que es descendiente de estos simios blancos, fuera de sí se suicida al prenderse fuego.

Este cuento puede tomarse como una alegoría del racismo de su autor, aunque también puede objetarse que lo que se ve aquí no es racismo, sino especieísmo. Pues este grupo de simios blancos difieren de nosotros no en raza, sino en especie. No obstante, el racismo de Lovecraft es bien conocido y puede encontrarse en diversos textos, tales como cartas y artículos publicados en la prensa de su tiempo. Además hay diversos indicios de éste en otros cuentos como The Call of Cthulhu con la representación estereotipada de los cultistas o At The Mountains of Madness, donde la civilización de la ciudad de la Antártida es destruida por los shoggoth, seres creados por esta civilización para ser sus esclavos.

Lo interesante de Facts Concerning the Late Arthur Jermyn and His Family que lo diferencia de estos dos últimos es que en éste el racismo no sólo se sugiere en el trasfondo de la historia, sino que es el motivo mismo de ella. Todos los elementos de la narración se alinean de forma tal que la unidad de efecto (según la teoría del cuento de Poe, de quien Lovecraft se admite deudor) sea tal que el lector sienta el mismo horror que Arthur al descubrir su origen, al descubrir que es “impuro”. Cuando el lector contemporáneo lo lee es de esperarse que termine con una cara de desconcierto y no comprenda la intención del autor sino hasta conocer más detalles acerca de su vida. Es un evento de estructura análoga a cuando se intenta explicar un chiste a alguien: puede lograrse que se comprenda intelectualmente,  pero eso en ningún caso es el efecto que se esperaba obtener, es decir, la hilaridad explosiva e inmediata. De igual forma pueden explicarse y entenderse los presupuestos ideológicos que posibilitan el efecto esperado por Lovecraft en este relato, pero que en ningún caso dicha comprensión es idéntica al efecto mismo. El efecto de ambos, tanto del chiste como del cuento, requieren que el lector-escucha ocupe un lugar determinado en el espacio simbólico.

Es interesante ver a través de este ejemplo que la literatura fantástica, que podría erróneamente pensarse como el menos ideológico de todos los géneros literarios en tanto no trata de la realidad, sino de otros mundos, se nutre de los mismos compromisos ideológicos y obsesiones que mueven a su autor.

@Jslis

The following two tabs change content below.

José Luis Álvarez Vergara

Artículos recientes por José Luis Álvarez Vergara (see all)