fbpx

De la hora cero

eucalipto

Muchas personas tienen la idea de que la hora cero es aquella de la que parten todas los horarios del globo terráqueo en el llamado Greenwich Mean Times. Para mí, es la hora en que se abren los ojos, en la que deben despegarse del sueño, y empuñar en el cemento la realidad más inmediata. La hora cero. Lo que a continuación les ofrezco es un ejercicio de imaginación, no sin antes comenzar con el mío.

Hay momentos en el día que son importantes para mí, el primero de ellos se llama Hora Cero, pues de él han de partir mis segundos más cruciales para la creación literaria, o simplemente para la supervivencia humana a la cotidianidad. Cada día, nosotros decidimos a qué anclarnos. Contar con una Hora Cero en el día implica tomar una decisión; ¿a dónde quiero que me lleve? Les cuento. Hoy mi Hora cero consistió en un olor diferente camino al trabajo. No era el olor a pastel de la calle donde vivo, ni el de gas quemado de los autobuses que me llevan de un lado a otro. Tampoco el olor marchito de algún fango, sino uno de la infancia.

Curioso, casi no nos fijamos en los olores, menos cuando vamos de prisa. Éste al parecer me tocó al hombro, a la conciencia. Largas horas habrían de pasar a partir de ese segundo cero. Entre la hojarasca de algunas de mis pisadas encontré dos lengüitas muy delgadas y finas, que se estiraban formando un pico. Eucalipto, el olor de la infancia más velada. Recordé trepar árboles y comer higos, correr descalza en el pasto húmedo. Vino, también, ese olor a agua clorada de la alberca, y el de los bloqueadores solares. También de salchichas asadas. Y así pasé el día, pensando a ratos en aquellos años tan hermosos.

Los invito a poner atención a los olores de la primer hora de la mañana. Se sorprenderán de lo que son capaces de recordar. Sepan también que no es fortuito; por ejemplo, yo siempre busco mi propia melancolía.

Ñú

Bienvenidos a este trozo de voz. Mi nombre es Magnolia Orli y estaré desviándolos de ese camino pedregoso llamado realidad. Aprovecho este pequeño espacio para dar las gracias a mis compañeros de La Hoja de Arena por esta nueva hojita. Espero que aquí puedan encontrar el colorido hilo de la imaginación, que cada texto sea como ese sillón donde solían sentarse en la infancia. Pónganse cómodos y gracias por leer.

@MollydelNorte

¿Y tú qué opinas?
The following two tabs change content below.
Avatar

Magnolia Orli

Estudiante de Licenciatura en Letras Españolas en la Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Autónoma de Chihuahua. Ha colaborado con revistas como Pirocromo, Cataficcia, Posdata, Solar, Síncope en Línea, Ombligo. Ha sido ponente en diversos congresos de estudiantes de literatura nacionales. Fue coordinadora del Taller de Creación Literaria “Franz Kafka” en la ciudad de Chihuahua.
Avatar

Artículos recientes por Magnolia Orli (see all)