De la flojera lingüística y así

Flojera

Un montón de esnobs y un par de intelectuales (no vayan a creer que son los mismos) me han cuestionado, regañado y hasta zarandeado por utilizar la expresión y así al final de una frase cualquiera. Pero no me agüito.

Esa ingenua y tierna tendencia de todas las épocas a creer que son las peores de la historia, a asumirse como el Sótano B en el edificio de la decadencia humana, después del cual ya sólo hay tierra, gusanitos y viejos gargajos de albañil, nos traiciona con tanta frecuencia que podría calificarse como el bullying de la Historia. En el siglo I  a.C. Sócrates despotricaba contra los jóvenes que, según él, no podían caer más bajo, y en el XX d.C. la RAE tembló con los mensajes de texto por celular, sin acordarse de que en la Edad Media todos abreviaban sus palabras y nadie le dio en la madre al idioma.

En mi opinión, algo similar sucede con … y así. Le hacen el fuchi porque a lo mejor viene del inglés and so, y les duele tanto el coraconcito nacional que para curarse necesitan escuchar tres veces Cielito Lindo en su iPod de Apple. Les parece el clímax de la flojera lingüística importada del American way of life. Pero, eso sí, no les molesta oír o leer etcétera, porque ésa es una expresión latina (et cætera: “y lo demás”) y los latinos, por el tufo cultoso del cual no pueden renegar, muertos como están todos, sí tienen derecho a ser elípticos y huevones.

Por otro lado, no se debe pasar por alto el uso paródico de las expresiones culturales, que hoy en día se renuevan más rápido que piel de víbora puberta. Como sucede con el Ola ke ase, algunos echamos mano de ellas con un fin comunicativo particular, irónico, torcido, las más de las veces. Quienes no entienden la parodia y la etiquetan como error ortográfico, sintáctico, cultural, o moral (no se rían, pasa), tienen llorando al Quijote desde los Siglos de Oro.

Lo más probable es que y así tenga su tumba cavada para el futuro, igual que muchas otras locuciones trasplantadas sin raíces profundas, mientras que etcétera prevalecerá como un tronco inamovible. Por eso ni vale la pena hacer bilis, sobre todo tratándose de expresiones comodín. Dicho lo cual, usen la que prefieran; todos tenemos derecho a tener flojera siempre que también nos dediquemos a otras cosas. A mí, por ejemplo, me gusta decir y así porque irrita a los puristas y así.

@Ad_Chz

¿Y tú qué opinas?
The following two tabs change content below.
Avatar

Adrián Chávez

Escritor y traductor, autor de 'Señales de vida' (Fá Editorial). Ha sido becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) en el área de novela y es editor de La Hoja de Arena. Alterna la literatura y la traducción con la docencia. Twitter: @nochaveznada