Apuntes sobre el Debate por Hidalgo 2016

debate_hidalgo_o2

El pasado sábado 14 de mayo de 2016 se realizó por primera vez un debate político entre los candidatos a gobernador por el Estado de Hidalgo, uno de los más rezagados de México. El índice de migración y de pobreza es muy alto a pesar (¿a causa?) de contar con líderes en el gobierno federal como Osorio Chong y Murillo Karam.

Sugiero que antes de seguir leyendo vea usted el debate. Leer a los políticos entre líneas y leerlos textualmente son dos acciones que nos dan una idea de su verdadera manera de pensar y una gran oportunidad para cuestionarlos y cuestionarnos.

Son cuatro los candidatos, pero había cinco espacios. ¿A qué se debió? Sea la razón que sea, la imagen que tres de ellos proyectaron fue la de no querer estar cerca del cuarto, Omar Fayad, del PRI. Como si de veras: por lo menos Francisco Xavier Berganza, candidato del PAN, fue célebre por apoyar a Francisco Labastida a pesar de que Vicente Fox le había dado todo su apoyo previamente, y José Guadarrama, candidato del PRD, ya había pertenecido al tricolor.

José Guadarrama fue el primero en turno y no perdió el tiempo para atacar directamente a Fayad. Le preguntó por su nula transparencia y la promesa de hacer su declaración 3 de 3, que no ha hecho hasta la fecha; pero lo que llamó la atención fue que, según él, ni siquiera el PRI se merece a Omar Fayad. ¿A quién sí se merece? ¿A José Guadarrama?

Sus propuestas son: mejorar las condiciones de los policías (espero que hable de la condición física), integrar un auditor externo (que supongo no incluirá porque él es muy transparente) y un salario “rosa” para las amas de casa. Es decir, dádivas. Por otro lado, su lenguaje corporal, su actuación me recordó a Cuauhtémoc Blanco en la telenovela de Televisa.

El segundo al turno fue Salvador Torres Cisneros, de MORENA, que si bien confesó no ser bueno para la retórica (no hacía falta aclararlo) posee un currículum que habla de una persona trabajadora y con estudios hasta el grado de maestría. Yo no sabía de su existencia hasta su actual candidatura, a diferencia de Berganza, Guadarrama o Fayad, para los que ya sólo falta remarcar de tinta las bardas que han usado en elecciones pasadas. Sus propuestas son: crear universidades en cada municipio, proteger a los ancianos y a los jóvenes con apoyos y becas. Dijo que para combatir la corrupción no hace falta el 3 de 3, sino mejoras las condiciones de trabajo de todos, y que “no hay una varita mágica”. En cuestión salud, apoya la prevención. Mientras Guadarrama echaba la culpa al PRI y Berganza los eximía diciendo que sólo eran un grupo en el poder, Torres Cisneros aclaró que son muchos grupos políticos los que desean enriquecerse a costa del erario público. Intentó atacar a Fayad criticando el haber copiado muchas propuestas de Ernesto Zedillo. Fue muy repetitivo, y esa moda política de hablar de uno mismo en tercera persona lo hacía lucir como un improvisado. Remató diciendo que en MORENA todos los funcionarios públicos donan la mitad de su salario para la creación de escuelas y, mientras que todos hablaban del problema de transporte en Pachuca, él prometió ocuparse de resolver el transporte en todo el estado. Fue el único, eso sí, que no recibió ataque con tremendas declaraciones como las que intercambiaron Berganza y Fayad.

Francisco Xavier Berganza sin duda es el de mejor presencia. Sabe actuar frente a las cámaras. Asegura que el problema no es el PRI sino un grupo de delincuentes. Digamos que siente respeto por el partido opositor. Sus propuestas van encaminadas a contratar especialistas para que resuelvan los trabajos del estado como si eso fuera garantía de solución. Incluso ofrece un plan integral de seguros contra robo, salud y todo lo que una aseguradora te puede vender. Ofreció el 50% de las plazas para mujeres y supo aprovechar el error del Tuzobus para atacar de nuevo a Fayad. Propone, también, tarjetas para jóvenes y ancianos en el transporte; impulsar la micro y mediana empresa; exportar y formalizar el comercio; revisar la infraestructura (lo que sea que eso signifique), y terminar el diezmo con el gobierno ―como ejemplo usó la transformación a Puebla―. También propone más policías y privilegiar al campo. Dice que no quiere lambiscones que le den palmadas en la espalda como gobernador. Me parece que esa táctica se la copio a Fox; lástima que sea tan malagradecido. Habló de la humildad y de Dios, dice que a los políticos les da miedo hablar de Dios.

A Fayad le dijo de todo, primero lo llamó cínico y al final mostró láminas (digamos memes impresos) como para inculparlo con el tema del Tuzobus, su propuesta sobre el Internet y, con esa retórica de aventar la piedra y esconder la mano, lo remató: “si tú eres homosexual o no es un tema que yo voy a respetar toda la vida, el problema es mentir (…) si eres adicto a las drogas (…) se habla del asesinato de Fernanda Lavalle (y aquí lo interrumpe la moderadora recordándole del acuerdo de no difamar). Y supongo que todo lo dicho por Berganza debe tener algo de verdad pero es una pena que lo use con fines electorales.

Omar Fayad fue el último del primer turno. Tenía cara de no querer estar ahí. Un político al que le gusta no rendir cuentas, por decir lo menos. Asegura que Guadarrama no tiene propuestas y por eso lo ataca (yo creo que sí tiene, nomás que se parecen mucho a las suyas). Lo acusó de ser un chapulín que brinca entre partidos y de ser aviador cuando él fue Secretario de Educación del estado. Sus propuestas son siete: seguridad con empleo, tranquilidad con mejora en el sistema de salud, mejor educación (todas las escuelas con internet), justicia para los pobres, trabajar con el campo, combatir la inseguridad y transparencia. Ofrece el primer empleo y el primer sueldo para los universitarios, pero yo me pregunto: ¿y la población que no puede estudiar ni la preparatoria? Estar en la universidad es un verdadero lujo que la mayoría de los hidalguenses en edad para prepararse no pueden gozar. Promete agua, luz y drenaje para los indígenas (¿En serio? ¿En pleno 2016 aún son excluidos de estos servicios? ¿Quiénes serán los responsables?). Cuando lo acusaron de ser frívolo por salir en portadas de revistas con su esposa, que es actriz, reviró a su rival Guadarrama repitiendo que fue aviador y senador (aquí le faltó poco para parecer un chamaco de primaria acusando a quien se sale de clase con la maestra). Igual que Berganza, propone apoyo a quien ponga su empresa (no se sabe si es apoyo moral), y habló de hacer más brigadas médicas. Al final, para responder a Berganza habló de “guerra sucia” y dijo “tan bien que iba sin atacar a nadie”; entonces decidió bajarse al nivel de Berganza y le pidió que respondiera a la denuncia por acoso sexual y por secuestro y agresión a un empresario. Más que candidatos al gobierno de un estado de la República, uno cree estar viendo a dos hermanos sacándose los trapitos al sol delante de su mamá. Iconofinaltexto copy

¿Y tú qué opinas?
The following two tabs change content below.
Avatar

Ovidio Ríos

Editor mexicano
Avatar

Artículos recientes por Ovidio Ríos (see all)