Yucatán reconoce concubinato de pareja homosexual

http://www.lahojadearena.com/yucatan-reconoce-concubinato-de-pareja-homosexual/

gays-d-440x248

Por primera vez en la historia, el Poder Judicial del Estado de Yucatán reconoció la condición de concubinato de una pareja homosexual. Ésta se trata de una relación marital no formalizada mediante el matrimonio, pero igualmente sujeta de derechos y obligaciones. El reconocimiento del concubinato por parte de las autoridades estatales se había dado únicamente para parejas heterosexuales, por lo que este hecho podría representar un gran avance en materia de no discriminación.

Este suceso se añade a la resolución emitida, en el mismo sentido, el 28 de junio del 2013 por el Juzgado Tercero de Distrito en el Estado de Yucatán. Mediante ella se otorgó un amparo a una pareja del mismo género que reclamó la reivindicación de su derecho a la no discriminación, obstaculizado al negársele en el registro civil la posibilidad de contraer matrimonio.

El reconocimiento se dio mediante un proceso de diligencias de jurisdicción voluntaria efectuado con el fin de obtener el reconocimiento del Departamento Judicial de Yucatán. Carlos y José iniciaron, el 15 de agosto, dicho proceso ante el Juzgado Tercero Mixto de lo Civil y Familiar del Primer Departamento Judicial del estado. Tras una audiencia efectuada el 31 de octubre, la Titular del Juzgado, Sandra Isabel Bermejo Burgos, resolvió reconocer la calidad de concubinos de Carlos y José.

La Jueza adoptó, en su justificación, los argumentos de la representación legal de los solicitantes y aplicó los estándares nacionales e internacionales derivados del desarrollo progresivo del derecho a no ser discriminado por orientación sexual. Estos se han dado, principalmente, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El Código de Familia del Estado de Yucatán define el concubinato como «la unión de un hombre y una mujer (…) quienes hacen vida en común de manera notoria, permanente». Sin embargo, la jueza argumentó que tanto la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos como la Convención Americana sobre Derechos Humanos u el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos establecen que el acceso a todos los Derechos Humanos debe darse bajo condiciones de igualdad y no discriminación. Esto, por supuesto, incluye a las personas homosexuales y lesbianas (así como a todas las demás). Por ello, la Jueza declaró procedente la solicitud de concubinato; asumiendo así sus responsabilidades y obligaciones como autoridad estatal.

El sentido de esta resolución, además de favorecer a Carlos y a Jorge, podría ser invocado más adelante con el fin de efectuar otros reconocimientos similares. Aunque la situación es digna de una celebración, hace recordar que la normatividad del estado de Yucatán (como la de casi todo el país) sigue siendo excluyente de las parejas no heterosexuales. La confrontación de estas leyes discriminatorias ya se ha comenzado mediante las dos resoluciones citadas, tocará a las y los legisladores su modificación.

@dave_lefer