Quiero hacer una nueva versión de mí mismo más joven: Entrevista con George Church

El profesor de Genética de Harvard estudia los genes de las personas supercentenarias, de más de 110 años, para encontrar las claves de su longevidad e intentar alargar la vida de toda la humanidad.

Fotografía por Steve Jurvetson.

A George Church le gusta trabajar con gente joven en su laboratorio porque no le intentan tirar por tierra sus, aparentemente, fantasías. “Todavía no piensan que las cosas son imposibles”, afirma. Y quizá no lo sean, pero lo parecen. Church, profesor de genética en la Escuela Médica de Harvard, describe un futuro cercano en el que las bacterias construirán las casas, los humanos modificarán sus genes para ser inmunes a las enfermedades y el petróleo será sustituido por biocombustibles fabricados por microorganismos. De visita en Madrid para asistir al Congreso de Mentes Brillantes organizado por El Ser Creativo, Church advierte de que no quiere hablar de la polémica que vivió en enero, cuando sugirió la posibilidad de crear un grupo de neandertales a partir de “mujeres intrépidas” dispuestas a parirlos.

Ahora, el trabajo de Church se centra en buscar a 100.000 voluntarios que permitan que sus genomas y sus historiales médicos se publiquen en la web, a la vista de todo el mundo, con el objetivo de encontrar soluciones a enfermedades genéticas. El profesor de la Universidad de Harvard, nacido en 1954 en una base de la Fuerza Aérea de EEUU cercana a Tampa (Florida), también escruta el código genético de los supercentenarios, las personas con 110 años o más, para encontrar claves que permitan alargar la vida de la humanidad. Como muchos otros millones de personas, Church quiere hacer una nueva versión de sí mismo más joven. La diferencia es que él habla en serio.

En su libro Regénesis: cómo la biología sintética reinventará la naturaleza y a nosotros mismos, usted dice que ahora el ser humano tiene el potencial de escribir su propio futuro biológico. ¿Usted qué querría escribir si fuera libre?

Todavía tenemos problemas con las enfermedades infecciosas, así que estaría bien [escribir] resistencias a las enfermedades infecciosas. Para todo el mundo en el planeta. También estaría bien mantenernos jóvenes hasta la muerte y morir rápido, porque la carga económica, social y humana es muy alta. La gran mayoría del dinero que gastamos en la atención médica es para el último año de vida. Y durante unos 20 años eres menos capaz de lo que eras cuando eras joven.

Entonces, usted imagina un futuro en el que la humanidad entera tendría acceso a vivir 150 años.

Deberíamos ser jóvenes hasta la muerte, llegue a la edad que llegue. Y la edad de la muerte debería retrasarse cada vez más. Pasamos muchos años ganando experiencias y cuando ya somos experimentados, morimos o nos volvemos tan frágiles que ya no podemos utilizar esa experiencia. Y olvidamos cosas. Esto es un desperdicio. Estaría bien que nadie se tuviese que retirar por problemas de salud. Que la gente se retire porque es rica.

Eso serían buenas noticias para las empresas.

Y para la economía. No habría que gastar todo ese dinero al final de la vida, podríamos estar generando dinero. En vez de estar retirado en una silla de ruedas durante 20 años, podría estar trabajando en el laboratorio.

¿Cómo se podría conseguir que todo el mundo permaneciera joven? ¿Habría que modificar los genes de todas las personas una a una?

Con suerte será algo muy barato, pero todavía no lo sabemos. Todo puede ser barato una vez que llegas a entenderlo.

Usted también dice en Regénesis que quizá en el futuro podremos coger una bacteria y que ella nos construya una casa. Suena casi a delirio, parece imposible de imaginar.

Los seres vivos ya hacen materiales precisos a nivel atómico. Una semilla hace un árbol y un árbol es una casa para muchos animales. Pero, más que una casa, es una casa precisa a nivel atómico. Cada átomo está en el lugar adecuado. Además, si hablamos de vida, es posible duplicar cosas en sólo 20 minutos. Si tienes un edificio, en 20 minutos puedes tener dos edificios. Suena fantasioso, pero esencialmente es lo que ocurre con las bacterias. Si tienes un edificio pequeño, que es lo que es una bacteria, puedes hacer dos. Y será un edificio más intrincado que el Taj Mahal, si cuentas el número de partes.

Quizá los científicos estén caminando demasiado rápido comparados con el resto de la sociedad.

Somos compañeros. La sociedad tiene que contarle a los científicos y a los ingenieros qué desean. Y los científicos e ingenieros pueden entregarlo antes de lo esperado. Y si no quieren entregarlo tan rápido, pueden reducir el ritmo. Pero a la mayor parte de la sociedad le gusta la rapidez. Los ordenadores están llegando exponencialmente rápido. Cada año son 1,5 veces más inteligentes que el año pasado. La biología es incluso más rápida. Y por ahora todo bien. Cada mes mueren cuatro millones de personas en el mundo. La gente no dice: “Sin prisa, deja que mueran otros cuatro millones de personas”. Lo que dicen es: “No hagas nada arriesgado”.

¿Cómo se imagina usted el mundo dentro de 50 años?

50 años es mucho tiempo. Antes era relativamente fácil predecir a 50 años porque las cosas no cambiaban tanto. En la Edad Media, había un rey con siervos y 50 años después seguía siendo lo mismo. Pero hace 50 años no podríamos haber predicho cómo somos hoy. En cualquier caso, para responder a la pregunta, diré que seremos capaces de hacer casi cualquier material que queramos utilizando la biología.

¿En 50 años?

Probablemente en menos tiempo. La biología puede fabricar materiales inorgánicos, metales, semiconductores, nanopartículas, circuitos lógicos [dispositivos que utilizan bacterias en lugar de electrónica]. Ahora los componentes de los ordenadores son cada vez más pequeños, pero básicamente son bidimensionales. Pero en biología, nuestro cerebro es un kilogramo de computación tridimensional y se puede hacer más denso. Y otra cosa que puede ocurrir dentro de 50 años es que seamos capaces de dar marcha atrás al envejecimiento en células. Ya estamos invirtiendo el envejecimiento en células humanas en laboratorio, habría que hacerlo en el cuerpo humano y con seguridad.

¿Imagina un futuro en el que usted será más joven?

Espero que algún día seré más joven de lo que lo soy ahora.

¿En serio?

Sí, en serio. No sé cómo de más joven ni cuando será, pero ya puedo hacerlo con mis células. Cojo mis células de la piel, a mis 59 años, y las convierto en células bebé, esencialmente. Desafortunadamente, no es una solución para todas las células de mi cuerpo. Funciona para un tipo particular de células de la piel. Ya podemos poner a cero las células de la piel, pero nos gustaría poner a cero todas las células. Estamos muy cerca. Todas las herramientas han mejorado muy rápido en biología, un millón de veces en los últimos seis años. Estamos listos para afrontar problemas como dar marcha atrás al envejecimiento de las células.

¿Puede detallar un poco más cómo se podría dar marcha atrás al envejecimiento de una persona?

En teoría, si puedes dar marcha atrás al envejecimiento de una célula, que se puede, deberías ser capaz de dar marcha atrás al envejecimiento de todas. Es un problema de acceso a las células y es un problema de consecuencias. Si una célula más joven tiene tamaño diferente, no hará las conexiones adecuadas. Tienes que hacerlo por etapas, viendo cuál es el orden adecuado. Pero dado que ya sabemos hacerlo con una serie de células individuales en el laboratorio, creo, y es pura especulación, que tenemos todas las herramientas para averiguar cómo hacerlo en todo el cuerpo, ya sea todo a la vez o a lo largo de meses o de años. Lo curioso es que dar marcha atrás al envejecimiento es científicamente más fácil que hacer un animal que viva más tiempo. Si hago que un ratón viva 10 veces más, necesito 20 años para determinar si de verdad el ratón vive 10 veces más, porque un ratón normal vive dos o tres años. Pero si cojo un ratón que está casi muerto y lo rejuvenezco, lo veo inmediatamente. La ciencia siempre está buscando experimentos sencillos, rápidos. La ciencia y la tecnología cometen errores. Edison no estaba orgulloso de su bombilla, estaba orgulloso de 1.000 bombillas que no funcionaron, porque eso representaba el trabajo que había hecho. Necesitas ser capaz de fracasar muchas veces. Cuanto más fracases, más éxito podrás tener.

Usted tiene el genoma de 30 personas supercentenarias, de más de 110 años de edad. ¿Qué tipo de información espera extraer?

No lo sabemos. En genética humana hemos observado que cuanto más extremo es un rasgo, más fácil es averiguar qué lo causa. Por ejemplo, alguien que es extremadamente alto, tendrá mucha hormona del crecimiento y podrás verlo por medio de la genética o de la bioquímica. Esperamos que en las personas que viven más allá de los 110 años, incluso sufriendo los mismos problemas que los demás (comer mal, fumar, beber, respirar emisiones de los tubos de escape, exponerse a enfermedades infecciosas), algo en su biología los haga resistentes a las cosas que matan a todos los demás miembros de su familia y a sus vecinos. Cuanto más extrema sea la duración de su vida, mayor será la probabilidad de averiguar por qué. Hay tres posibilidades. La primera es que todos tengan lo mismo. La segunda es que todos tengan cosas diferentes. Si todos tienen lo mismo será más fácil de encontrar, pero no es interesante. Quiero decir, quizá eso nos ayude a todos a llegar a los 120 años, pero si son cosas diferentes, podremos combinarlas y quizá vivir más que cualquiera de ellos. Quizá uno de ellos tiene un truco para luchar contra enfermedades infecciosas, otro tiene un truco contra sustancias químicas y otro puede mantener sus huesos fuertes. Si pones todos los trucos en una persona, quizá pueda vivir 130, 140 o 150 años. La tercera posibilidad es que sea muy muy complicado y todos tengan muchas cosas que tengan pequeños efectos. Pero incluso así creo que podremos encontrarlas. Ahora hay muchos ejemplos de personas que tienen variaciones en su ADN que les hacen de alguna manera más fuertes, personas con huesos más fuertes, gente que no puede ser infectada por el VIH-1 o el norovirus. También hay gente resistente al alzhéimer. Si puedo tener todos estos genes en mi cuerpo, con huesos superfuertes y resistencia al VIH y al alzhéimer, viviré más tiempo. Y todo esto es de antes de que empezáramos a estudiar los supercentenarios.

Quizá en el futuro todos los humanos seamos genéticamente modificados, transgénicos.

Ya hay humanos genéticamente modificados en Europa. Europa aprobó una terapia génica, llamada Glybera [una técnica consistente en meter la versión correcta de un gen a un paciente con una enfermedad rara]. Estas personas están más saludables gracias a este gen artificial.

¿Cree que va a ser difícil de explicar a la sociedad? En Europa hay resistencia social incluso al maíz modificado genéticamente.

Creo que nadie se está quejando de esta terapia, Glybera. Creo que no están prohibiendo a estas personas ir a sus colegios o trabajar en sus empresas. Son personas genéticamente modificadas y son respetadas. Creo que el maíz es diferente, porque es un asunto de negocios, competitivo y además se puede diseminar. Puedo simpatizar completamente con estas preocupaciones, pero no con que se generalice a todas las modificaciones genéticas. Los europeos necesitan tener más matices, deben ser más inteligentes en la discusión sobre los organismos genéticamente modificados. No es blanco o negro. Entiendo la competencia entre las compañías europeas de semillas y Monsanto. Eso tiene sentido. Pero no porque haya un accidente de coche vas a quitar todos los coches de Europa. ¿Por qué las personas no se preocupan de los coches, que matan 1,2 millones de personas al año, y sí se preocupan de los organismos modificados genéticamente, que nunca han matado a nadie? Si te quieres concentrar en comida que mata a gente, tienes el azúcar. El azúcar mata a gente. El tabaco a mata gente. Y son plantas.

Usted es director del Proyecto del Genoma Personal, que busca publicar el genoma completo y datos médicos de 100.000 voluntarios para avanzar en la investigación de la medicina personalizada. ¿Por qué alguien debería ceder voluntariamente su ADN al proyecto?

Por altruismo, por curiosidad. Si tienes una enfermedad en tu familia, puedes averiguarlo e incluso ser parte de la solución. Aunque no seas un científico, puedes ayudar en el descubrimiento.

En su proyecto no se garantiza el anonimato de los voluntarios.

Es cierto. No está garantizado en ningún proyecto, pero la diferencia es que nosotros somos honestos y lo decimos.

Ustedes admiten que quizá en el futuro alguien pueda clonar a un voluntario sin su permiso, a partir de su genoma, o construir pruebas genéticas falsas para involucrarlo en un crimen.

Cierto. Son lo que llamamos “preocupaciones exóticas”. Las pusimos nosotros sobre la mesa, no esperamos a que lo hicieran los críticos. No queremos que la gente participe si no está segura. Queremos que vean sus peores pesadillas y, si aún así siguen interesados, entonces pueden unirse. Es una prueba. Les ponemos en el peor escenario, pero la gente dice: “Luché en Irak”, que es mucho más arriesgado, o “conduzco un coche todos los días”, que también es más arriesgado. Ponen el riesgo en perspectiva.

¿Cuántas personas se han apuntado hasta la fecha?

Unas 3.000, en EEUU, en Corea del Sur y en Canadá. Desde ayer [por el jueves] también tenemos una rama del proyecto en Reino Unido.

¿Han pensado en abrir una nueva pata del proyecto en España?

Tenemos la esperanza, pero nosotros no abrimos nuevas ramas del proyecto, ayudamos a que la gente las abra. Es como la Wikipedia. Si quieres empezar una nueva lengua, Wikipedia te facilita que traduzcas las páginas existentes y aporta el software. Pero todavía no tenemos a nadie en España, hasta donde yo sé.

Usted sostiene que se podrán resucitar especies extintas, como los mamuts o los neandertales. ¿Y un ser humano muerto?

Bueno, hoy en día la palabra imposible no quiere decir físicamente imposible. Imposible hoy quiere decir que no es económicamente factible. Si la sociedad ve un beneficio, lo hará. Por ejemplo, ¿para qué resucitar a los mamuts? Porque hipotéticamente ayudarán a preservar un ecosistema, la tundra. Es un argumento. Pero ahora mismo no hay argumentos para clonar humanos.

Un rico puede dejar dinero para que le clonen tras su muerte.

Pero eso no aporta ningún beneficio. Si yo tuviera un clon de mí mismo, no sería yo, sería un bebé. No es práctico ni económicamente deseable, así que, en ese sentido, es imposible hasta que alguien llegue con un modelo de negocio. Es como volver a la Luna: es físicamente posible, pero ahora mismo es económicamente imposible.

Entonces es posible clonar a una persona muerta.

Es físicamente posible, pero no es posible desde el punto de vista de la sociedad, porque no es lógico, no tiene sentido.

Hoy sí es posible crear nuevas formas de vida.

Sin duda. Nuevas en el sentido de nuevas funciones, porque siempre estarán inspiradas en microorganismos existentes. Puedo hacer un nuevo coche, pero siempre podré rastrear sus orígenes hasta el Ford Modelo T. Pero será un nuevo coche, con nuevas funciones. Nosotros hemos visto que podemos hacer nuevos microorganismos con nuevas funciones, como la resistencia a los virus, renovando sus genes.

¿Qué nueva forma de vida le gustaría crear?

Bueno, ya he mencionado que me gustaría hacer una nueva versión de mí mismo más joven. No un clon, sino yo mismo, con mis recuerdos, pero más joven. Y quiero que sea tan barato que todo el mundo pueda hacerlo si quiere, sólo si quiere. También quiero hacer mejores ordenadores, y creo que serán ordenadores biológicos.

¿Cree que la supervivencia de la especie humana dependerá algún día de nuestra capacidad para escribir código genético?

Quizás. Creo que nuestra supervivencia probablemente dependerá de que algunos de nosotros abandonemos el planeta, porque recibiremos el impacto de un asteroide. Eso es seguro. Si nos quedamos aquí, moriremos. Deberemos cambiar algunas de nuestras propiedades para poder sobrevivir en el espacio, o en Marte, o en un viaje interestelar. Sería ingenuo pensar que ahora mismo hay alguien en el planeta que ya está adaptado para largos viajes espaciales, de varias generaciones. Iconofinaltexto copy

Entrevista originalmente publicada en Materia | Noticias de Ciencia y Tecnología y se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

The following two tabs change content below.