Poesía permutante: « Homenaje a Alain Resnais » de Julio Cortázar

« Homenaje a Alain Resnais » de Julio Cortázar

En una en la que le preguntaban sobre la naturaleza del libro-almanaque Último Round, Julio Cortázar respondió:

… en Último round hay un ‘Homenaje a Alain Resnais’ que se puede leer permutatoriamente, lo que modifica cada vez el sentido al mismo tiempo que conserva el clima inicial de ‘L’année dernière à Marienbad’. Hay también una despedida a Teodoro W. Adorno, que se ha convertido al catolicismo; hay varios cuentos, largos y cortos, hay una especie de diario de un día de vida en mi aldea provenzal de Saignon. Hay una defensa de Salvador Dalí (¡oh!); hay un examen general de los problemas del erotismo en la expresión literaria latinoamericana; hay un ensayo sobre el breve y sus alrededores, cuestión que me sigue preocupando y sobre la cual no se ha escrito gran cosa. ¿Te bastan esos botones, o necesitás todo el costurero?

Leyendo dicho libro uno encuentra gratas sorpresas al pasar cada una de sus hojas. Junto con La vuelta al día en ochenta mundos, Último Round es uno de esos libros que nos hace pensar que el libro impreso no desaparecerá nunca. Son libros de ediciones bellísimas, con formatos fuera de lo común ( 27 x 16 cm) y un gran trabajo de diseño a cargo del tocaño de Cortázar, Julio Silva.

Sin embargo, el poema permutante “Homenaje a Alain Resnais” tiene una limitación al existir en papel. Sobre este poema dice el mismo Cortázar:

En mi caso el principio general consistió en escribir textos cuyas unidades básicas (que no hay que confundir con las que abundaban en la Argentina hacia 1950) puedan ser permutadas hasta el límite del interés del lector o de las posibilidades matemáticas. El poema se vuelve así circular y abierto a la vez; barajando las estrofas o unidades se compaginan diferentes combinaciones; a su turno, cada una de éstas puede ser leída desde cualquiera de sus estrofas o unidades hasta cerrar el círculo en uno u otro sentido. (…)

Razones obvias (por ejemplo, el suicidio de un editor frente a un presupuesto) impiden presentar aquí los poemas en páginas sueltas, que facilitarían el barajar del naipe; sin embargo me parece que estas persianitas de la planta baja se presentan  bastante bien a abrirlas y cerrarlas en todas direcciones, y al final es casi lo mismo; como cada poema comporta unas pocas unidades básicas, el lector no tardará en recorrerlo dentro de las combinaciones que elija; del poema y de él dependerá que esas combinaciones le traigan diferentes aprehensiones de un contenido siempre virtual y siempre disponible. A lo mejor no pasa nada y el poema es siempre el mismo; también esto me parece interesante.

En la Hoja de Arena se nos ha ocurrido utilizar las ventajas del mundo digital y realizar un pequeño experimento en el que al apretar un botón los “naipes” de este poema son revueltos azarosamente y se muestra una de las múltiples combinaciones. Para dar un toque final aderezamos el experimento con fotogramas de “L’année dernière à Marienbad” de Alain Resnais.

En la misma nota introductoria al poema dice Cortázar: “Toda que merezca ese nombre es un juego”. Así pues, ¡a jugar se ha dicho!

 

The following two tabs change content below.

La Hoja de Arena

Portal cultural de temas infinitos.

Artículos recientes por La Hoja de Arena (_92647bd2_)