Nanoficciones

http://www.lahojadearena.com/nanoficciones/

El escritor encuentra su pluma destruida a mordidas. El bloqueo lo mira, sonriendo con sus filosos dientes cubiertos de tinta.

*

Veo la fotografía de mi mejor amigo. Se ve feliz congelado en su juventud eterna. Yo cada día soy más viejo

*

La gitana preguntó a la bola de cristal cuantos clientes llegarían hoy. Vio filas y filas de crédulos con los bolsillos llenos. Nadie llegó.

*

Las polillas giran alrededor del foco, como planetas enloquecidos. Quiero jugar a Dios y apagar la lampara cuando de pronto se va la luz.

*

Acercó su nariz a la blanca línea de polvo. Aspiró. Su corazón se aceleró y las piernas se descontrolaron. “Es tarde, muy tarde, me voy”.

*

La serpiente, harta de no entender el concepto del Eterno Retorno comenzó a morderse la cola.

*

El bombero desaparece y el edificio se consume. El astronauta y su nave se convierten en polvo cósmico. El niño ha decidido ser abogado.

*

Cien cuerpos sin reclamar, por estar muy contaminados, un día se levantaron en Fukushima. Así empezó.

*

El Dr. Lecter tocó la mejilla de la bella joven hasta que el frío entumió sus dedos. Tras mandarle un beso cerró la puerta del congelador.

*

“Escápate conmigo, Helena. ¿Qué es lo peor que puede pasar?” 

The following two tabs change content below.
Renato Guillen

Renato Guillen

Ciudad de México, 1985. Estudia simultáneamente Historia y Lengua y Literaturas Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Ha publicado, como parte del Colectivo Cultural Ouroboros, los libros Cuentos asesinos y Diálogos con la Ponzoña. Actualmente escribe, con el apoyo de la beca Jóvenes Creadores del Fonca, el proyecto Nanoficción, cuentos de 140 caracteres o menos: www.twitter.com/nanoficcion.
Renato Guillen

Artículos recientes por Renato Guillen (see all)