"El Cuerpo Transformado", de Naief Yehya

pplantilla 640px

Tecnología, esa masa de gran conocimiento que se ha inmiscuido en nuestra cotidianidad no se detiene. Está acabando con toda expectativa, incluso supera las posturas planteadas por Arthur C. Clarke, Phillip K. Dick, Ray Bradbury o cualquier revolucionario de la ficción.

Son pocos los que se atreven a despegarse por completo durante un día de ella. En ciudades donde hay más gente menos contacto personal existe; ahora tenemos amigos que no conoceremos jamás en persona. Al final, la tecnología funciona como un acuerdo de nuestro tiempo que alimenta los deseos de la humanidad.

¿Cyborgs? Tal vez, porque desde hace décadas hemos comenzado a convertirnos en criaturas compuestas de elementos orgánicos y dispositivos cibernéticos que buscan mejorar nuestra especie. Ahora existe una relación más íntima entre los humanos y las máquinas, una interconexión física y metafísica.

El libro “El Cuerpo Transformado” (2001), del narrador y crítico mexicano Naief Yeyha, dio varios saltos al señalar que “un mundo donde la tragedia humana haya sido erradicada, morir sin dejar huella será el único acto revolucionario”. En El Cuerpo Transformado, Yeyha asegura que se ha cumplido, entre otras fantasías y pesadillas del nuevo milenio, con la extinción de la especie humana para dar paso a una posthumana.

Yehya habla de temas relacionados con las tecnologías cyborguianas y sus percepciones, el animado; la cibernética, la cyborguización de la sociedad y nuestra realidad, así como la ciencia ficción. Uno de los temas centrales de este genial libro es el de la modificación del cuerpo existente, trasplantando el cerebro a un cuerpo más resistente, o mejor aún, mudar la mente fuera del cerebro, hacerla volátil y etérea.

Sería como la leyenda de que Walt Disney está en un glacial para ser descongelado cuando la ciencia haya avanzado lo suficiente para resucitarlo. Como sea, el autor asegura que la ciencia busca que el cuerpo tenga un uso posterior a la vida terrenal, que el cerebro sea desplazado de éste para que cuando otro lo necesite, pueda ser mutado y crear un nuevo ser.

Yehya considera que la convergencia de millones de mentes en la red electrónica de comunicaciones planetarias, es también un cyborg y tal como lo expuso el científico James Lovelock: “La Tierra, en tanto sistema dinámico autorregulado, es una entidad compleja que incluye biosfera, atmósfera, océanos y tierra. La totalidad constituye un sistema cibernético o de retroalimentación que establece un ambiente físico y químico óptimo para el desarrollo de la vida”.

El Cuerpo Transformado ahonda en cada una de las imágenes que conforman nuestra humanidad. Tenemos que dejar pasar este tiempo de cambio y transformación para conocer nuestra próxima realidad y saber si en un futuro será posible deshacernos de nuestro cuerpo, así como habitar en mundos digitales.

O tal vez, antes que esto suceda caiga un meteorito en la Tierra y todo se congele hasta acabar con nuestra especie, como le sucedió a los dinosaurios. Porque para el futuro de este siglo XXI que apenas comienza, nada está dicho.

@yosoychapu

The following two tabs change content below.

Ivan Luna Luna

Músico, publicista, lector, coleccionista y curioso.