Cancer: una monografía

.

El cáncer se ha vuelto un tópico central en las noticias, en comunicados oficiales concernientes a la salud pública, e incluso en nuestras conversaciones cotidianas. Se escucha hablar sobre la creciente necesidad de una cura o vacuna, o sobre la predisposición y los factores genéticos asociados al riesgo del surgimiento de esta enfermedad. Sin embargo, hay preguntas básicas que tal vez no hayan sido respondidas de forma adecuada, como por ejemplo ¿qué es el cáncer?,  ¿por qué surge?, ¿existe una cura efectiva?, ¿qué tienen que ver los genes?, ¿se puede prevenir? Este artículo es el primero de una serie que explicará distintos aspectos relacionados a esta enfermedad. En él responderemos a la primera pregunta: ¿qué es el cáncer?

Para explicarlo, tenemos que entender un hecho importante: durante el desarrollo del cuerpo humano existe un proceso por el cual las células se multiplican (proliferan) para dar origen a los distintos órganos que componen nuestro cuerpo. Durante la niñez, este proceso todavía ocurre en cierto grado y, cuando una persona está en la edad adulta, sus células dejan de multiplicarse. Cuando el cáncer se presenta, las células inician nuevamente esta proliferación. A diferencia de los tejidos en desarrollo, esto pasa de forma descontrolada, esto es, las células no dejan multiplicarse, debido a que se dañan los mecanismos internos que mantienen a las células en un estado de indivisibilidad. La multiplicación de las células cancerosas ocurre a tal grado que tienden a formar masas de tejido sin forma definida, las cuales se denominan tumores.  El tamaño del tumor depende de qué tan rápido se multipliquen las células cancerosas. Obviamente, entre más rápido, más grande es el tumor y, en estos casos, se considera que el cáncer es más agresivo.

Hay una característica particular de algunos tipos de cáncer: su habilidad para invadir otros tejidos. Las células cancerosas se desprenden del tumor, viajan a través de la sangre hacia un sitio diferente a su sitio de origen y se establecen en otro tejido para seguir proliferando y para formar nuevos tumores. A este proceso se le conoce como metástasis, se presenta en casos muy avanzados y generalmente causa la muerte de los pacientes.

Como bien se sabe, los órganos de nuestro cuerpo están formados por distintos tipos de tejido, los cuales están compuestos a su vez de células de una clase especial. Por ejemplo, las células que forman el tejido cardiaco (el corazón) no son iguales a aquellas que constituyen el tejido hepático (el hígado). El cáncer siempre surge en un tejido específico y de éste dependen las características del tumor y las consecuencias que pueda causar en el paciente. Por esto mismo, no existe un solo tipo de cáncer. Los tumores del hígado no son iguales a aquellos en el músculo o en la piel. Cada tejido del cuerpo tiene el potencial de generar tumores. Por ello cabe aclarar que el cáncer no es una enfermedad, sino muchas enfermedades que son clasificadas bajo un solo nombre.

En artículos posteriores hablaremos sobre la genética de los tumores y de la diferencia entre un tipo de cáncer y otro, desde el punto de vista genético. También hablaremos sobre la terapia contra el cáncer y las estrategias de vanguardia para el tratamiento de esta, así como distintos aspectos relacionados a esta enfermedad. Iconofinaltexto copy

Leer segunda parte: clic.

Referencias bibliográficas

1. Hanahan D, Weinberg RA. Hallmarks of cancer: the next generation. Cell, 144 (5): 646-74.

2. Garraway LA, Lander ES. Lessons from the cancer genome. Cell, 153 (1): 17-37.

The following two tabs change content below.

Rodrigo Díaz Ruíz

Artículos recientes por Rodrigo Díaz Ruíz (_af31a53c_)