Breve panorama de la poesía contemporánea

La generación de José Emilio Pacheco, Ramón Xirau, Rubén Bonifaz Nuño y Gabriel Zaid se ha convertido en un referente de la mexicana de los siglos XX y XXI. Estos poetas no sólo se consideran intelectuales encumbrados, sino que también se han convertido en las cabezas más visibles de la lírica del país. Sin embargo, poco a poco se integran nuevas plumas poéticas al panorama de las Letras de México.

En esta ocasión, La Hoja de Arena presenta algunos nombres para tener en cuenta al momento de leer poesía contemporánea.

Las poetografías de Francisco Hernández

El término “pintar con palabras”, usualmente empleado para describir a la , cobra un nuevo significado dentro de la poesía mexicana con Francisco Hernández (1946). Este veracruzano – ganador del Premio Nacional de Literatura 2012- desarrolló las poetografías.  “Retratos” de personas, paisajes y obras, escritos en verso y dispuestos a modo de prosa. Una de sus características principales es la brevedad, ya que miden menos de una cuartilla y por lo general nacen a partir de una fotografía.

La obra de Hernández ha sido publicada en algunos libros con el seudónimo de Mardonio Sinta; entre ellos se cuentan Coplas a barlovento (1993) y ¿Quién me quita lo cantado? (1999). Su producción, publicada por primera vez en 1974, comprende actualmente de 24 poemarios, dos de ellos inéditos. Sin embargo, pese a su trayectoria, el diario El País lo considera un “poeta invisible “dado al poco conocimiento que se tiene de su obra.

 

David, lo que Efraín le heredó a la poesía

Otro de los llamados “invisibles” es David Huerta (1949), hijo de Efraín Huerta, uno de los más célebres poetas de México. Pese a que su obra poética es vasta (14 poemarios), es más conocido como editor del Fondo de Cultura Económica y coordinador en diversos espacios culturales, como Casa del Lago.

De acuerdo con su biografía, Huerta define su poesía como tradicional y ajena al culto a la imagen. Por esto, se localiza a sí mismo como “un poco al margen del mercado”. Si bien algunos estudiosos entienden a este poeta como un observador de la realidad más que como un intérprete de ella, el rigor académico de sus trabajos lo sitúan más dentro del ámbito de la difusión cultural que de la creación

Su último poemario, La calle blanca (Era), fue publicado en 2006.

 

Los del medio siglo

La década de los 50 vio nacer a varios poetas con propuestas novedosas. Tal es el caso deVicente Quirarte (1954), José Luis Rivas (1950), Fabio Morábito (1955) y Jorge Esquinca (1957), quienes han abonado a la poesía nacional distintas perspectivas y estilos. En el caso de Quirarte, por ejemplo, su acercamiento está relacionado con la academia, mientras que Morábito escribe, de acuerdo con Letras Libres “a ras de la realidad”  dado que su lengua materna no es el español.

Una de las poetas más condecoradas nacida a mitad del siglo XX, es Coral Bracho (1951). Su obra combina la tradición feminista de los años setentas y el erotismo, así como la transformación de los reinos mineral, animal y vegetal. El poemario Ese espacio, ese jardín, fue ganador del premio Xavier Villaurrutia (otorgado de escritores hacia escritores) en el 2003. Bracho es considerada como una de las principales representantes de la mujer en el campo literario mexicano durante la década de los 70.

 

Círculo de poesía

Las revistas en línea han permitido conocer el trabajo de más autores mexicanos, por ejemplo, Círculo de poesía es la más reconocida de las publicaciones poéticas actuales y por lo tanto, la que mayor impacto ha producido en el público nacional. En este espacio se dan a conocer los trabajos de poetas, tanto publicados como inéditos, con lo cual los lectores se pueden familiarizar con poetas que no han encontrado un espacio en las casas editoriales.

Su consejo está conformado por poetas mexicanos como Mario Bojórquez (1968), Alí Calderón (1982) y Carlos Roberto Conde (1982), entre otros. En su mayoría, los miembros son creadores nacidos en la década de los 80 y que buscan un espacio para mostrar su trabajo a gran escala. Han sido ganadores de la beca de Jóvenes Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) y tienen en su haber premios como el Nacional de Poesía Aguascalientes.

Para otra selección de poetas, este texto de Margarito Cuéllar puede resultar ilustrativo.

@a_deyden

The following two tabs change content below.
Andrea Deydén

Andrea Deydén